Pon una chipetera en tu vida


El DNI electrónico nació, entre otras, con una clara vocación de impulso del desarrollo de la Sociedad de la Información y sin embargo no avanza al ritmo que se esperaba, o al menos al ritmo que yo esperaba.

En más de una ocasión me abréis leído u oído decir, que uno de los problemas (menor) con los que se encuentra su implantación es el de su utilización efectiva por los miles y miles de ciudadanos que ya disponen de él.

Si me preguntáis los motivos del por qué no se está utilizando lo que se debiera, yo los achacaría, por una parte, a factores culturales que implican un cambio de mentalidad que muchas personas mayores tardarán en asumir, y otros (menos mayores) también.

Por otra, la falta de información a sus destinatarios por las propias Comisarías de Policía en las que se expiden estos documentos, que en muchos casos no informan de forma clara sobre su utilización, ventajas, etc. Un claro ejemplo de ésto que os cuento lo hemos vivido recientemente en las últimas elecciones al Parlamento Europeo, en las que como experiencia piloto, a los habitantes de un pueblo se les ofreció la posibilidad de votar con el DNIe, y más del 70% no pudieron hacerlo, simplemente, porque no sabían el PIN de su documento…

Si a ésto le unimos la lentitud en la concesión de citas -hasta 2 meses- para su tramitación (véase, por ejemplo, el caso de Sevilla, Zaragoza, Teruel y Huesca, por citar algunas), la verdadera Sociedad de la Información tardará aún más en llegar.

Por último, algo que parece insignificante pero que incluso muchas personas que conocen su PIN, impide que puedan utilizarlo: la falta de un lector de DNIe.

Hace tiempo, mi buen amigo Julián Inza, promovió la campaña “Quiero un ordenador con chipetera” ya que casi el 100% de los ordenadores que se compraban carecían de este singular elemento que es la chipetera. Hoy día, podemos encontrar ya en el mercado, ordenadores que la incluyen de serie, teclados, pero sobre todo, lectores que se conectan por puerto USB como My eDNI (20,00 €), un lector de la empresa Chipdrive que permite realizar trámites las 24 horas del día gracias a la firma electrónica, aportando la seguridad requerida y facilitando la relación con las Administraciones Públicas. También os incluyo las imágenes de otros formatos de lectores como son estos modelos de la casa ChipNet: ChipNet DNI Electronico (36,90 €) y Lector de DNI electrónico (24,95 €).

Además, si eres usuario del DNIe, y necesitas tramitar un certificado digital de la FNMT-RCM, ahora puedes obtenerlo directamente en su página oficial de forma on line, sin tener que acudir a ninguna Administración Pública para acreditarte.


Chipetera 2

Chipetera 3
Chipetera 4


Compartir:     ¿Qué es ésto?

email delicioustechnoratigoogleliveblinklistdiggmeneamefresquiwebeameyahoomywebbloglinesfacebooklinkedinxingCompartir en MyspacetwittervotarvotarBookmark and Share

Anuncios
Comments
3 Responses to “Pon una chipetera en tu vida”
  1. ilya dice:

    Pero vamos a ver, que no me aclaro. ¿Qué ventaja tiene del DNI-e frente al certificado de la FNMT? Llevo usando el certificado desde hace años, y hace unos meses desde las oficinas del SAE, para firmar digitalmente en el Plan Memta, me indicaron que la Junta de Andalucía estaba repartiendo gratuítamente chipeteras y haciendo certificados digitales en estas mismas oficinas (en una tarjeta con chip que te daban al instante). Aquel gesto me supuso más de un quebradero de cabeza porque, en primer lugar, al sacar el nuevo certificado digital que habría de habitar en aquel chip me quedó revocado inmediatamente el que ya tenía importado en mis navegadores (resulta que lo expide la FNMT, pese a que me aseguraron en ese momento -desinformación- que podía tener los dos porque eran independientes). Luego llegué a casa y resulta que tenía que instalar el software de la chipetera y el software de la propia tarjeta con chip. Y finalmente, para cúmulo de incomodidades, resulta que para poder utilizar todo esto tenía que tener un puerto USB libre para que la chipetera rulara (sólo tengo tres, en un portátil que necesita enchufar el teclado numérico, el ratón, el módem USB, la impresora… ¿me faltan puertos o me sobran dedos?). Súmamente irritada (máxime cuando me cercioré de que el certificado habitante del chip no podía ser importado por los navegadores) opté por desinstalar todo, arrumbar la chipetera en el cajón de los Objetos Informáticos Decididamente Inservibles (OIDI), y volver a solicitar un nuevo certificado a la forma tradicional, de esos que importas en el navegador, siempre lo tienes ahí disponible y no necesita enchufe (o sea, unplugged).

    Mi DNI es de los que duran diez años y aún me faltan más de cuatro para verme obligada a renovarlo. Simplemente por morbo frikie he pensado algunas veces en renovármelo antes de tiempo para tener el nuevo DNI-e. ¿Realmente merece la pena, sólo para poder hacer con él lo que ya hago con el certificado digital importado? ¿Puede el DNI-e hacer algo más que el certificado, aparte de lo que comentas de poder solicitar otro certificado a la FNMT? ¿En teoría para qué quiero solicitar el certificado si ya tengo el DNI-e? ¿Es simplemente cuestión de gustos?

    Tu blog me parece muy interesante, hace mucho tiempo que lo sigo, me resulta muy útil.

    Un saludo.

  2. Estimada Ilya;

    Siento las incomodidades y problemas que has estado sufriendo, simplemente -como tú bien dices- por falta de información por parte de los organismos acreditadores, ya que la FNMT es quien los expide, pero desde la distancia…
    Efectivamente, una persona física no puede tener dos certificados digitales (de persona física) y de la misma entidad certificadora, por tanto, al expedirte el certificado en tarjeta criptográfica, te revocó el anterior en formato software. Además, una vez lo tienes en la tarjeta, no lo puedes exportar al PC, luego si quieres “llevártelo” a otro sitio, has de instalar en el nuevo PC los correspondientes drivers. En cambio, al revés, sí que puedes hacerlo, es decir, lo tramitas en formato software (en el navegador) y desde ahí lo exportas a la tarjeta, pero acuérdate siempre de renovarlo en su momento desde el PC.
    En cuanto a las utilidades, te puedo decir que el de la FNMT, ha sido por excelencia el oficial para realizar trámites con las AA.PP., aunque puede ser que alguna Administración no lo admita como válido, ya que no es obligatorio que lo reconozca a efectos de realizar trámites con ella. Por el contrario, el DNIe (así lo recoge el RD que lo regula) lo han de admitir “todas las AA.PP.” a la hora de realizar trámites con ellas, aunque también es cierto que, a fecha de hoy, algunas aún no lo han incorporado.
    Otra de las ventajas del DNI es que, en la esfera privada también puede ser utilizado a la hora de realizar cualquier trámite electrónico, como el comercio electrónico, y también, presencial, como por ejemplo, a la hora de identificarte y firmar la ficha de entrada en un hotel.
    Está claro que tener tu certificado digital en tarjeta criptográfica (de la FNMT, DNIe,…) es siempre más seguro que en formato software, no obstante, te puedo decir que yo (que tampoco tengo todavía el DNIe por una serie circunstancias que no vienen al caso) uso el certificado de la FNMT y el de Camerfirma, tanto en soporte software como tarjeta, ya que en la tarjeta de la FNMT puedo alojar también otros tipos de certificados.

    Espero haberte sido de ayuda. Saludos

Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] (Ver artículo completo) Fuente: Procedimientos Telematicos […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: