La asignación de dirección electrónica para la práctica de notificaciones por la Administración Tributaria


La implantación de procedimientos que requieren la utilización obligatoria de los medios electrónicos ha venido siendo una práctica habitual por parte de la Agencia Tributaria desde hace años, a lo largo de los cuales ha ido publicando diversas normas que le han permitido introducir esta forma de comunicación con los contribuyentes.

Por otra parte, la Ley 11/2007 en su art. 27.6 recogió la posibilidad de que por vía reglamentaria se pudiera establecer la obligatoriedad de comunicarse con las Administraciones Públicas utilizando sólo medios electrónicos, siempre que los interesados se correspondan con personas jurídicas o colectivos de personas físicas que por razón de su capacidad económica o técnica, dedicación profesional u otros motivos acreditados tengan garantizado el acceso y disponibilidad de los medios tecnológicos precisos. Dicha posibilidad, ampliada en el art. 32 del Real Decreto 1671/2009, de 6 de noviembre, por el que se desarrolla parcialmente la Ley 11/2007, permite incluso que pueda establecerse por Orden Ministerial.

Con motivo de la elaboración del Proyecto de Ley de modificación del Reglamento del IVA que aprobaba el Régimen de Devolución Mensual del IVA (REDEME), se incluyó en su articulado como requisito imprescindible “6.º Estar inscrito en el servicio de notificaciones en dirección electrónica para todas las comunicaciones que realice la Agencia Estatal de Administración Tributaria relativas a la gestión tributaria“. Sin embargo, cuando se aprobó el texto definitivo (R.D. 2126/2008, de 23 de diciembre) dicha obligatoriedad cambió a una simple posibilidad “11. La inscripción en el registro de devolución mensual resultará plenamente compatible con el alta en el servicio de notificaciones en dirección electrónica para las comunicaciones que realice la Agencia Estatal de Administración Tributaria“.

Recientemente, y al amparo del anterior articulado, se ha aprobado el Real Decreto 1/2010, de 8 de enero, de modificación de determinadas obligaciones tributarias formales y procedimientos de aplicación de los tributos y de modificación de otras normas con contenido tributario (B.O.E. del 19), que introduce un art. 115 bis en el Real Decreto 1065/2007, que aprueba el Reglamento General de las actuaciones y los procedimientos de gestión e inspección tributaria y de desarrollo de las normas comunes de los procedimientos de aplicación de los tributos, según el cual, cada Administración tributaria puede acordar la asignación de una dirección electrónica para la práctica de notificaciones a los obligados tributarios que no tengan la condición de persona física, así como a las personas físicas que pertenezcan a los colectivos que, por razón de su capacidad económica o técnica, dedicación profesional u otros motivos acreditados, tengan garantizado el acceso y disponibilidad de los medios tecnológicos precisos.

Transcurrido un mes desde la publicación oficial del correspondiente acuerdo de asignación, y previa comunicación del mismo al obligado tributario, la Administración tributaria practicará, con carácter general, las notificaciones en la dirección electrónica, lo que no impedirá que posibilite a los interesados el acceso electrónico al contenido de las actuaciones administrativas en la sede electrónica correspondiente con los efectos propios de la notificación por comparecencia, ya que de forma complementaria a la habitual, todas las notificaciones figurarán en sede electrónica con la posibilidad de que el interesado pueda quedar notificado de forma voluntaria por esta vía.

Queda por tanto pendiente de aprobación una Orden del Ministro de Economía y Hacienda que regule el régimen de asignación de la referida dirección electrónica por la Agencia Estatal de Administración Tributaria así como su funcionamiento y extensión al resto de la Administración tributaria estatal.

Como modificación también introducida, cabe mencionar que, aquellos que resulten obligados a recibir notificaciones telemáticas podrán comunicar que también se considere como dirección electrónica cualquier otra que haya sido habilitada por la Administración del Estado para recibir notificaciones administrativas electrónicas con plena validez y eficacia, como por ejemplo la dirección electrónica única (DEU) o una dirección de correo electrónico.

La última referencia en esta materia la encontramos en la criticada y cacareada Ley de Economía Sostenible, aunque en fase de anteproyecto aún, que viene a reforzar lo anterior al preveer la  introducción de un apartado 3 al art. 110 de la Ley General Tributaria con el que insiste en que el Ministro de Economía y Hacienda podrá establecer los supuestos y condiciones en que los obligados tributarios quedarán obligados a recibir las notificaciones que practique la Administración tributaria por medios electrónicos.

Anuncios
Comments
One Response to “La asignación de dirección electrónica para la práctica de notificaciones por la Administración Tributaria”
  1. Álvaro Del Hoyo dice:

    Vamos, que lo de hacerse el sueco ante las notificaciones que llegan por Correos se puede dar por terminada, salvo para personas físicas.

    A ver de qué manera compensarán ahora la pérdida de negocio de BOE y demás Diarios Oficiales ;-p

    Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • about.me

    about.me/bartolomebz

  • Detalles y situacion del Blog

    Internet Blog Serial Number 05-15-07-2007



    Display Pagerank


    Servicio de tráfico web


    Free counter and web stats

A %d blogueros les gusta esto: