Características de los Registros Electrónicos


e-administracion-2.jpgLos registros electrónicos, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 11 del Real Decreto 772/1999, tienen la consideración de órganos administrativos al tener atribuidas funciones con efectos jurídicos frente a terceros. Sin embargo, a pesar de su denominación como registros, nos encontramos ante una figura radicalmente distinta a los registros convencionales, de tal modo que las funciones y funcionamiento de los registros electrónicos o telemáticos no pueden asimilarse al resto de los registros administrativos. Conviven, pues, en la actualidad dos clases de registros: los físicos o convencionales, que deben estar informatizados, y los electrónicos.

La presentación de escritos y comunicaciones a través de los registros electrónicos presenta las siguientes características:

  • Tiene carácter voluntario para los interesados, con la excepción de los supuestos contemplados en una norma con rango de Ley.
  • Surte los mismos efectos que la presentación a través de registros convencionales, y
  • Es alternativa a la utilización de los lugares señalados en el artículo 38.4 de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, con la excepción de los supuestos contemplados en una norma con rango de ley.

Inicialmente los registros telemáticos presentaban una característica esencial que consistía en la restricción a la hora de presentar ante ellos únicamente solicitudes, escritos y comunicaciones relativos a los trámites y procedimientos que se especificaran en su norma de creación. A tal fin, en la correspondiente sede electrónica de acceso a cada registro había de figurar una relación actualizada de las solicitudes, escritos y comunicaciones que se podían tramitar.

Desde la publicación de la Ley 11/2007, de 12 de junio, de acceso electrónico de los ciudadanos a los servicios públicos (B.O.E. del 23), los registros electrónicos pueden admitir:

  • Documentos electrónicos normalizados correspondientes a servicios, procedimientos y trámites que se especifiquen conforme a lo dispuesto en la norma de creación del registro, y
  • Cualquier otra solicitud, escrito o comunicación distintos de los anteriores dirigidos a cualquier órgano o entidad comprendida en el ámbito de la administración titular del registro.

No obstante, la anterior Ley contempla la posibilidad de que las Administraciones Públicas puedan, mediante convenios de colaboración, habilitar a sus respectivos registros para la recepción de solicitudes, escritos y comunicaciones que sean competencia de otra Administración.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: